4 PAÍSES EN 30 DÍAS. ESCOCIA EN COCHE INCLUYENDO UNA CARRERA EN UNOS JUEGOS ESCOCESES Y MUCHOS ENTRENAMIENTOS POR CAMINOS INCREÍBLES

Tras un par de días cogiendo fuerzas por las playas del golfo de Tailandia llegamos a Escocia. País donde estuve años atrás estudiando unas semanitas.

Escocia es precioso, un lugar mágico como sus Fairy Pools… es tan bonito que estoy segura que volveré por una tercera y cuarta vez seguro. Y si a su belleza le sumas los mejores compis, ya lo convierte en una aventura inolvidable.

Aterrizamos, recogemos nuestro coche de alquiler, el que nos va a llevar a todos esos rincones maravillosos, algunos más escondidos que otros pero todos merecedores de esos dolores de culo y espalda.

Nuestra ruta: Edimburgo, Linlithgow, Stirling, Loch Lomond, Glasgow, Loch Lomond, Argayll, Argayll Forest, Highlands, Fort William, Inverlochy, Glenfinnam, Mallaig, Isla de Sky, Elian Donan Castle, Loch Ness, Urquhart Castle, Cairngorms National Park, Lonach Highland, Aberdeen, Stonheaven, Dunnottar Castle, Sant Andrews y Edimburgo.

Ocho días de ensueño en los que nos lo hemos pasado genial y a pesar de tener fama el país de lluvioso incluso por esta época de Agosto, a nosotros solo nos ha llovido 3 días y no todo el día, es todo cuestión de nubes. Eso sí aunque salga el sol durante el día y haga calor, en cuestión de horas vas a necesitar mínimo una sudadera.

En escocia da igual por donde uno se mueva, todo va a ser bonito, siempre a cada lado de la carretera colinas verdes, amarillas y moradas; el contraste del verde de la hierba, el amarillo de los campos de trigo y el morado de la flor que es emblema de la bandera nacional. De verdad si no habéis estado nunca en Escocia, reservaros una de vuestras vacaciones para venir y dejaros llevar por las carreteras.

Aquí todos los monumentos o parajes más destacados suelen estar señalizados con unas señales marrones, así que aunque no lo tengáis planificado, no dudéis en parar el coche en una de las tantas anchuras que las carreteras cada pocos metros tiene para ocasiones precisamente como esta. La gran mayoría de las veces que paréis va a merecer la pena.

No os olvidéis de comprar si vais a visitar más del castillo de Edimburgo y Stirling la City Pass. Tarjeta con la que vais a poder entrar a más de 60 monumentos sin colas, entre ellos los mencionados. Su coste es menor que si sumas la entrada a estos dos castillos mencionados. Y además te realizan descuentos en los que no están incluidos, estudiantes… tienen descuento, acordaros de llevaros algo que lo acredite.

Todos los días menos el de llegada nos propusimos entrenar descubriendo caminos de esos que no se ven en Valencia y lo conseguimos. Lo mejor es que no tuvimos que buscar mucho, aquí por todos los lados empiezan y acaban caminos de hierba perfecta, parques gigantes o caminos de trail increíbles, pero que bonito por Dios, voy a volver solo por poder entrenar de nuevo por ellos, me quedo con los de Edimburgo, que pasada.

A falta de 3 días para que se acabe nuestro viaje, participamos en unos Juegos Escoceses. ¿Qué no sabéis lo que es? En Escocia tienen sus propios juegos donde mantienen costumbres muy antiguas que merecen mucho la pena incluir en vuestro plan de viaje. Lanzar troncos, bolas más grandes que tu cabeza, salto de altura, bailes… siempre con gaitas de fondo y un público muy entregado. Yo tuve la suerte de conocerlos hace años en la Isla de Bute pero esta vez quería competir en ellos, así que tras el aprobamiento de la organización de Lonach Highland Games, decidimos organizar el viaje en base a que el viernes noche durmamos muy cerca del lugar de los Juegos. Nos cuesta lo nuestro encontrar un sitio para 4, cada vez que se organizan unos en Escocia se llena todo, son muy famosos. Participamos en todo jeje desde el Sprint de 80m, los 250m, los 500, el 1000 y la prueba reina “la Hill Race” 5’4km de aupa donde te hacen dar una vuelta a la colina de detrás de la pista de césped donde se celebran los juegos, pero vaya telita la vuelta, un poco más y me toca ponerme a cuatro patas para subir las pedazo de cuestas, casi muero y no va de broma. He tenido agujetas durante los 3 días de después, no podía casi ni andar para que contaros bajar escaleras o caminar hacia abajo y como Edimburgo… no tienen cuestas pues… “mamma mía” Pero la experiencia fue genial, los 4 acabamos encantados, la organización nos trató genial y estuve durante muchas horas disfrutando del sonido de mis gaitas, me encanta, me recuerda a mi tierra, Galicia.

Desde luego, miramos las fotos y nos damos cuenta de la suerte que hemos tenido estos días, ha salido todo muy bien y nos llevamos recuerdos únicos, una experiencia corta pero muy intensa que de nuevo nos vuelve a regalar momentos de reflexión, de aprendizaje, de compartir… ahora somos 4 amigos más unidos con muchos más recuerdos de los que hablar, reír, añorar… con unas cervezas (en mi caso un zumo porque no me gusta jeje) y unos cacaos delante.

Lorena, Miriam, David, gracias por este viaje. Os quiero.

?????????????????????????????

20160825_084137_025_01 IMG_0268 IMG_0282 IMG_0290

?????????????????????????????

14163616_1054593454648030_1785417596_o 14164185_1054593384648037_615224971_o 14191373_1054593371314705_1331454373_o 14191695_1054593407981368_291747473_o 14191790_1054593364648039_384983894_o 14203682_1054593461314696_55339829_o 14233659_1054593427981366_100599500_o 14233808_1054593337981375_966587742_o 14233851_1054593437981365_1585816144_o

4 PAÍSES EN 30 DÍAS LAS PLAYAS DE TAILANDIA

Tras muchos días subiendo y bajando escaleras de templos decidimos acabar el viaje con un par de días en Krabi.

Tailandia tiene muchas playas, las mejores zonas se encuentran en el golfo: Phuket, Koh Tao, Phi Phi y Krabi. Nosotras nos decidimos por Krabi porque es la mejor zona para realizar excursiones. Se trata de la zona más central por decirlo de alguna manera, sus playas no son las más espectaculares, aunque ya son una pasada pero desde ella llegas a rincones enseguida de en sueño gracias a excursiones muy baratas. Yo soy de culo inquieto, no puedo estar todo el día tumbada tomando el sol, aparte de que me quemaría, me aburriría mucho jiji así que primer día “Excursión de las 7 Islas” y día siguiente Hong Long, la que dicen que es más bonita de todas. También tienes las playas donde se han rodado pelis como La Playa con Leonardo Di Caprio o La del Agente 007… pero hay que tener en cuenta que en nuestros meses de verano aquí es Monzón y suele llover bastante, sobre todo por esas playas. Nosotras tuvimos suerte sol sol y más sol.

Nos recogen en el hotel y empieza la odisea, ¡Viva las playas de Tailandia! Jaja El paraíso las llaman muchos pues yo no sé, bonitas son un rato, eso es verdad pero no veas cómo hacían bajar y subir a la gente de los barcos que nos llevaban de una a otra. A mí me pareció todo tan subrealista, tan de risa que me gustó mucho, me reí cosa mala pero hubieron personas que no se rieron tanto cuando les tocaba dar esos saltos del barco grande al pequeño para acercarnos a la orilla y luego del pequeño al agua para poder llegar a tierra firme y todo el proceso al revés en cada una de las playas. Salto con brazos arriba para que no se te mojara la mochila ya que el agua sobre todo a mí que soy pequeñita jeje y venga para arriba y venga para abajo, y salto y salto jajaja toma chapuzón de uno, toma leche para otro, una que no se atreve y otra gritando “¿y esto es el lujo de las playas de Tailandia?”… jiji yo entre unas cosas y otras me lo pasé muy bien, he de decir que aunque fue todo un poco caos las excursiones merecen mucho la pena, te llevan a ver mil cosas, más de las que yo pensaba. Los guías son jóvenes y siempre dispuestos a hablar contigo, te dejan material para poder realizar snorkel…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_9558 IMG_9618 IMG_9666

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si eres de los que tiene que ir a correr que sepas que la marea funciona diferente a la de España. Hora perfecta para ir a correr de 6:30 a 7:45. Durante ese tiempo puedes correr por la arena dura de la playa ya que hará poco tiempo que habrá bajado la marea y la arena está perfecta para correr por ella pero pasada esa hora de nuevo se vuelve a cubrir todo de manera brutal hasta algo más del medio día así que ya sabes a madrugar, pero vale mucho la pena, es una auténtica pasada poder entrenar por playas tan largas, tan bonitas, tan llanas… son perfectas. Por fin, he dejado atrás esos caminos mal asfaltados polvorientos donde los tuk-tuks, camiones, bicis, coches… parece que te vayan a atropellar a cada instante.

 

4 PAÍSES EN 30 DÍAS. LOS TEMPLOS DE ANGKOR (CAMBOYA) LA CONSTRUCCIÓN RELIGIOSA MÁS GRANDE DEL MUNDO. LUGAR DE FILMACION DE MUCHAS PELIS

Amanecemos en Siem Reap, la segunda ciudad más grande de Camboya tras su capital Phnom Penh. Nuestro objetivo claro son los Templos de Angkor, la construcción religiosa más grande del mundo, declarados evidentemente Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se trata de un conjunto de templos de arquitectura clásica Jemer repartidos por varias zonas, la más conocida, donde se encuentra el Templo de Angkor Wat es de 9km cuadrados. Es tan conocido y querido este templo por los camboyanos que es el único emblema que se puede ver en la bandera del país.

Los turistas que vienen en por agencia suelen pasar tan solo un día apreciando ésta maravilla pero la gente suele invertir entre dos o tres días. Por ello las entradas ya las venden a sabiendas: la de un día cuesta 20 dólares y la de tres días 40.

Nosotras teníamos planeado estar 3 días viendo los templos, lo queríamos ver todo, nos habían dicho maravillas y sí, desde luego para mí ha sido lo mejor del viaje hasta ahora y de las cosas más espectaculares que he visto en mi vida. Gracias a haber invertido tres días pudimos ir con total tranquilidad y admirar bien todos los rincones, aunque es tan grande que siempre se te va a escapar algo. Prepararos para subir y bajar escaleras jeje ya que hay muchos templos que se desarrollan en vertical.

Sus esculpidos en la piedra, los patios interiores que se van abriendo uno tras otro construidos meticulosamente… increíble. Pero lo más impactante es observar como la propia selva con el paso de los años se comió literal estas construcciones. Ahora la fusión de las raíces de los árboles y resto de vegetación entre las paredes de piedra son el gran atractivo de los templos. Una auténtica pasada. Yo que soy un poco Indiana Jones, os aseguro que estos tres días he disfrutado mucho subiendo, bajando, trepando, explorando… con mi cámara en mano. De hecho aquí se han filmado muchas películas de las que habéis visto seguro y sus paisajes os parecieron bestiales, tales como: Tom Raider con Angelina, una de James Bon Agente 007, Indiana Jones…

IMG_8873 IMG_8880 IMG_8888 IMG_8957 IMG_8991 IMG_9013 IMG_9070 IMG_9077 IMG_9104 IMG_9161 IMG_9172 IMG_9207 IMG_9231 IMG_9244

El tercer día tras haber investigado bien las zonas más cercanas y famosas a la ciudad de Siem Reap, nos alejamos una hora y media selva adentro para disfrutar de otro conjunto de construcciones Jemer pegadas a unas cascadas de las que no quedan mucho pero el paisaje por el que pasas hasta llegar a ellas es muy bonito. Desde el tuk-tuk puedes apreciar la vida de los lugareños en sus casitas, como trabajan en los campos de arroz o como vuelven del cole a sus casas los más jóvenes bien uniformados y en sus bicis tan características.

IMG_9261 IMG_9265

Una vez bajas del tuk-tuk te toca caminar 1’5km por selva selva, que me recordó mucho a los árboles que pude ver en Amazonas. Un paseo espectacular que querrás fotografiar todo el tiempo. De los templos poco queda, lo que se puede ver está ya debajo del agua pero solo por el paseo y relajarse un poco en la cascada merece y mucho la pena. Yo me lo pasé muy bien trepando por todas las raíces y piedras jeje.IMG_9356 IMG_9371 IMG_9432 IMG_9453 IMG_9459 IMG_9475 IMG_9491

Y además nos comimos de nuevo un buen chaparrón honor al Monzón que lo hizo todo más espectacular. Nos tuvimos que refugiar en varias ocasiones, una debajo de una roca gigante desde la que contemplábamos la cascada perfectamente, otra debajo de un conjunto de árboles y la última debajo de un techo de paja construido para ocasiones como esta. Menos mal, jeje porque la lluvia hoy fue muy fuerte y duró más que otras veces. La tierra del suelo se hace barro y el musgo de las piedras pueden darte un buen susto, así que cuidado pero vamos, recomendable 120%.

IMG_9522

Camboya es un país mucho más pobre que Tailandía y Laos pero su gente es encantadora y eso que dicen que en los templos los niños o mujeres están venga a agobiarte para que les compres, mentira. Tampoco hay tantas y no insisten casi. Tan solo tratan de ganarse la vida tampoco hay que ser groseros con ellas. El país no tiene ni red ferroviaria.

Los hoteles hay de todos tipos, los Templos de Angkor son muy visitados por turistas de todo el mundo, uno puede contemplar unos hotelazos que no los encuentra ni en España, lujo puro pero también puede encontrar si busca bien muchos como el nuestro: 11e la habitación doble con desayuno por noche y ojo, con piscina para relajarse tras el entrene matutino y la jornada de templos por la noche, increíble pero cierto.

Ciao Camboya, tus templos me han enamorado. Si podéis acercaros por estos lares, por favor, visitar los Templos de Angkor.

4 PAÍSES EN 30 DÍAS BUS NOCTURNO DE LUANG PRABANG A VIANTIENE, CAPITAL DE LAOS

Después de conocer Luang Prabang  y esperar mucho más, abandonamos la ciudad para conocer la capital del país, Vientiane. Para no perder tiempo en traslados viajamos en el autobús nocturno, muy conocido para realizar éste trayecto. Pero eso sí, coger el VIP porque si el Vip es como os voy a contar ahora, no quiero saber cómo es el normal jeje.

Todo el autobús se compone de literas en las que se meten a dos personas sí o sí. Eso sí, separadas por sexo, nunca juntan a hombre y mujer a no ser que sean pareja. Nosotras éramos cuatro así que fácil. Pero el turista de enfrente mía que viajaba solo pronto tuvo nuevo compi.

14059926_1041840592589983_2137145087_o

Las cubiertas de los colchinitos (aquello era bastante estrecho y eso que yo soy pequeñita) y de las almohadas, dejaban mucho que desear, pero bueno, yo para esos trayectos siempre me pongo ropa que no valoro jiji. Pero lo peor fue el servicio. Yo me dije “ves ya antes de que vaya nadie más porque si no luego…” uff, cuando abrí la puerta… ¡mama mía! ¡pero que me estás contando!” Imposible entrar ahí dentro. Olor a… argggg y luego imposible entrar, el poco espacio que había lo ocupaban 3 cubos con agua (en los países asiáticos tiran agua ellos mismos a modo de cadena). ¿Dónde quieren que pise? ¿vuelo?. Lo di por imposible y me volví a mi trozo correspondiente de litera pero no podía dormirme, mi vejiga cada vez estaba más llena. De repente un chino abrió, miró, respiró y entró yo no sé cómo. Cuando salió volví yo. Si él entra, yo también, si no, no voy a poder dormir en toda la noche. Ok, ya tengo la estrategia. Un pie encima de un lado del retrete y el otro al otro lado, de momento no se volar así que es lo que hay, eso sí, respirar nada de nada. Respirar aquello podía haber supuesto casi la muerte jeje, tanto que tras de mí hizo el intento otra de nosotras pero así se quedó, en intento. Abrió la puerta, miró y se quedó en shock, ¿entro? ¿cómo?, mientras el aroma de… se esparcía por el bus, que asco por Dios, ¡CIERRAAAA!!!! A las horas el bus realizó una parada, todos salimos como rayos de allí sin pensarlo a pesar de estar lloviendo pero no había nada, ni luz. Tan solo unos servicios de como no… agujero sí señores. La Jose y yo habiendo tenido más que suficiente corrimos detrás de un camión, que desastre por favor. Y para colmo, mejor no mirar por la ventana, los desfiladeros por los que estábamos yendo no eran ninguna tontería pero es que Laos son todo curvas que bordean montañas.

A nuestra llegada a la capi, la estación fue la peor de todas hasta entonces, aquello no parecía ser ni estación y menos de capital, me recordó mucho a las de Kenya.

La experiencia aunque dura, me dio vidilla, ya necesitaba yo un plato gordo de estos jeje y encima Viantiene resultó ser una ciudad que bien mereció los dos días que le dedicamos. Un par de templos curiosos donde ver además a los monjes realizar sus que haceres, el museo de Cope, una visita obligada para conocer bien a fondo la historia del país.

Se trata del museo de prótesis donde te cuentan la historia relacionada con la guerra que ha vivido el país. Las más de 500.000 bombas que lanzaron desde los aires EEUU y sus aliados, los puntos donde se encuentran las más de 200.000 todavía sin desactivar, una gran muestra de ellas, de las prótesis, de cómo conciencian a los aldeanos de que tienen que tener mucho cuidado al moverse por esas zonas si no quieren ser otro más en quedarse sin pierna… y para acabar un buen donativo para todos aquellos inocentes que siempre acaban pagando los desastres de todos esos necios que hay repartidos por el mundo haciendo de él un mundo injusto.  Éste tipo de visitas son duras pero la historia hay que aprenderla para no repetir los errores que ya cometimos en un pasado.

14030883_1041842295923146_427654723_n

14010040_1041842335923142_693904794_n

14017819_1041842345923141_1929363377_n

El Arco del Triunfo, Buda reclinado, Buda Park (un parque lleno de estatuas referidas a Buda)…

14054859_1041842342589808_1310929735_n

Paseo al atardecer por la orilla del río Mekong mientras las lugareñas realizan sus clases de baile-aeróbic o como lo llamen ellas que me encanta verlas.

Pero lo mejor de todo para mí, la visita al mercado a primera hora de la mañana, puro caos ordenado. Todo lo que os podáis imaginar dentro de una ilógica que ella sola se ordena y funciona sola. Curioso desde luego os va a resultar por sus cientos de peculiaridades que iréis descubriendo al perderos por cualquiera de sus callejuelas.

14011942_1041853799255329_723814211_n 14011942_1041854595921916_1105757958_n 14012282_1041854565921919_2136513039_n 14017679_1041854095921966_1151835964_n 14017984_1041854592588583_167895666_n (1) 14018094_1041853815921994_852936413_n 14030872_1041854575921918_832826069_n 14030981_1041854602588582_376202404_n 14055687_1041854099255299_1364063501_n 14055725_1041854609255248_266395351_n

No ha estado mal, me despido de Laos con mejor sabor. Mañana volamos a Camboya. Desde aquí hacia el sur, lo que queda de Laos es prácticamente todo rural, muy poca población, solo cultivos así que decidimos irnos a ver los Templos de Ankor.

4 PAÍSES EN 30 DÍAS CRUCE FRONTERA TAILANDIA A LAOS CON LLEGADA A LUANG PRABANG DESCENCIENDO EL RÍO MEKONG EN SLOW BOAT

Antes que nada, deciros que estamos bien. Nos hemos enterado de los atentados sucedidos en Bangkok, es verdad que tenemos que pasar a Tailandia de nuevo en 4 días pero por ahora andamos en Laos y de ahí pasamos a Camboya.

Preparadas, con todos los trastos a la espalda de nuevo llegamos tras 2h de bus Chiang Khong, uno de los varios puntos fronterizos para pasar a Laos. Pasamos un control y de nuevo a otro bus que tan solo nos cruza a la parte de Laos para volver a pasar otro control y soltar los 35dólares de visado (por cierto para entrar a Tailandia los españoles no necesitamos nos quieren demasiado jeje).

Otro Tuk-tuk hasta el embarcadero y a montar en el Sow Boat, un barco de madera grande, bueno grande para según qué personas metas dentro porque nosotros ya os digo yo, que pasábamos de lo recomendable con creces pero no quedaba otra, tan solo realiza un barco este trayecto al día, así que todos para adentro. Este barco es para los locales una especie de autobús como ocurre en Venecia. Allá que ven a un aldeano moviendo la mano el barco realiza las maniobras pertinentes para llegar a la orilla y lo mismo para cuando se quieren bajar. Estas paradas suman al trayecto un par de horas, las que te matan jeje.

13941028_1038394442934598_2048740356_n

El viaje para llegar a Luang Prabang es de dos días. 7h el primer día con parada Pak Ben para dormir, una aldea muy tranquila que me recuerda a los pueblos y gente de Nepal. Y otras 7 horas al día siguiente en el mismo barco hasta Luang Prabang.

Laos es un país que ha sufrió mucho en por los conflictos bélicos, hasta el año 73 han estado bomba por aquí, bomba por allá. La tierra del país recibió más de 550.000 bombas, de las cuales más de 200.000 todavía no han sido desactivadas aunque sí detectadas y señalada el área para no pasar. Yo no he visto ninguna zona porque las que quedan están más por zonas rurales hacia el Sur.

Por lo que se trata de un país que trata de crecer. Su principal aliado el Río Mekong que llegado desde Himalaya, atraviesa todo el país de norte a sur. Se trata de un río de aupa, el 8º más caudaloso del mundo. Sus aguas discurren marones por el barro arrastrado y con algo de basura, también hay que decirlo, tanto que vimos pasar 2 cerdos muertos, uno de ellos desprendía un olor… sus aguas dan vida al país que tiene como eje este río, siendo principalmente un país rural que hace mucha vida en él. Por ello venir a Laos y no pasar unas cuantas horas admirando la vida que se da en este río, sus turbias aguas y paisaje alrededor, es no haber estado en Laos. También es verdad que no hacen falta 14h para ello, con 4h creo que hubiera sido más que suficiente pero el trayecto es el trayecto.

13956938_1038371046270271_1331369356_n 13987899_1038370432936999_779216815_o 13988671_1038369912937051_387929222_n 14009810_1038370092937033_1531744975_n 14009837_1038370672936975_1251008233_n

Niños jugando, lugareños pescando con redes, barcas, poblados a sus orillas… hasta vacas vimos entre conversación y momento dormilón o momento lectura (Llámalo X, de Risto Mejide. Os lo recomiendo 100%). Yo no sé a vosotros pero a mí me encanta leer en los viajes.

IMG-20160810-WA0025

Un poco hasta las… del barco pero con conversaciones muy agradables, buena forma de poner en práctica el inglés jeje, vistas que te aportar serenidad aún sentada en un asiento que en el que es imposible estirar las rodillas, imaginaros la gente más grande que yo. Yo poco aguanté sentada, no paraba de ir arriba y abajo por el pasillito central molestando a unos y otros porque a veces de lo estrecho que se hacía entre las piernas de un lado y las del otro lado se hacía casi misión imposible. Esta vez era yo de la que pensaban “menuda capulla que no para de dar por el saco” pero no podía pasar tanto tiempo sentada sobre esa madera, todavía me queda algo de la lesión y cuando paso mucho tiempo comprimiendo mi isquio y glúteo contra una superficie dura me molesta bastante. Así que, I’m sorry sir but I need to move my body jiji.

14009853_1038373419603367_292601420_n

Tras los dos trayectos de 7h con parada nocturna entre medias llegamos a Luang Prabang donde los Laosiones tienen bien aprendida la lección y nos obligan a comprar tiket para el tuk-tuk para llegar al centro ciudad, imposible regatear, ellos también quiere sacar tajada del turismo, menos mal que al cambio son 2e.

Un día y medio es lo que destinamos a esta ciudad Patrimonio de la Humanidad que a mí sinceramente no me ha gustado mucho, me ha sobrado un día jiji. Conocida por la ofrenda que realizan sus monjes desde las 5 hasta las 6h a.m. por las calles en la que los locales les dan comida (arroz, cosas empaquetadas, fruta…) para que pasen el día, Creo que es lo único que merece la pena de esta localidad.

14011841_1038373356270040_1114977101_n (1) 14012118_1038373402936702_1620153876_n 14017776_1038373209603388_1297111925_n 14030645_1038373422936700_1533098226_n

4 PAÍSES EN 30 DÍAS THAILANDIA V. CHIANG RAI. Conociendo a la tribu Karen, mujeres jirafa.

Última parada en Tailandia hasta que al final de este viaje disfrutemos de alguna de sus playas de película.

Las ciudades aquí son bastante feas en sí pero siempre esconden algún tesoro, de ahí nuestra parada en Chiang Rai, donde uno no puede pasar de largo el Templo Blanco, el Negro y por supuesto el poblado de la Tribu Karen o más conocido como las mujeres jirafa de las que os hablaré enseguida, pero antes vamos con dos templos atípicos y menos mal porque estoy un poco de templos hasta… jeje

Visitamos primero el Templo Negro que yo pensaba que iba ser una castaña por lo que había visto y leído pero luego ha resultado ser uno de los que más me ha gustado hasta el momento. Templo entero de madera negra que me ha recordado mucho al estilo samurái que cuando llegas a su final te invita a salir por su puerta trasera descubriendo ante ti todo un poblado Nagle. Una tribu cazadora que expone en este poblado con gran orgullo pieles disecadas perfectas de grandísimos cocodrilos, serpientes, lobos, mofetas… esqueletos de elefante, gusanos gigantes como tu brazo de grande que dices “como me tope yo con uno de esos me da un jamacuco, casi que prefiero la serpiente” Que cosa más subrealista, asquerosa pero real ver esos gusanos disecados. También  puedes ver las casas con sus diferentes muebles, canoas con las que se desplazaban y desplazan por el río… y dos pedazo de serpientes gigantes que supongo que serían unas Boa Constrictor que estaban encerradas por 4 paredes de alambres por si acaso, y si no que se lo digan al pobre elefante que engulló la del Principito.

13940917_1036409683133074_1333537140_n

13956999_1036410119799697_123813820_n

 

13942578_1036409929799716_1001186628_n

14010020_1036409809799728_1108740343_n

14011768_1036409719799737_587911388_n

13941133_1036410113133031_469822546_n

13957539_1036408523133190_276094091_n

13988910_1036409469799762_2044696666_n

13942287_1036408483133194_1020037518_n

13988872_1036408693133173_997695969_n 14011725_1036408889799820_776059968_n

14011988_1036409536466422_1771246489_n

 

¡ELLAS TAMBIÉN CORREN!!!

Un poco mojadas por la ración diaria habitual de unos minutos de lluvia por el Monzón, llegamos al Poblado de las Mujeres Jirafa. Visita que teníamos pensada realizar en Mae Hong Son, un pueblo a 3h de la ciudad última visitada pero tras leer, releer y hablar con otros mochileros que habían estado en uno y otro, nos dijeron que daba igual.  La cosa es que estas mujeres, originarias de Myanmar , la  antigua Birmania (país contiguo con Tailandia al Norte, donde justo nos encontramos ahora) tuvieron que exiliarse por problemas políticos, guerrilas y se establecieron en este pueblo; Mae Hong Son, único lugar donde las podías encontrar pero desde hace un tiempo el gobierno Tailandés tras ver su gran poder de seducción para los turistas convirtió el pueblo en un lugar un tanto artificial y con el tiempo todavía fue más allá, lo quiso acercar más a los turistas, ponérselo fácil como casi todas las cosas a ver en este país, lo que a mí no me está gustando nada y ya os hablaré en mi conclusión final. Construyendo de esta manera, otro poblado calcado a las afueras de la ciudad que nos encontramos ahora, Chiang Rai para que el turista no tenga que desplazarse, asegurándose su visita y por supuesto su dinero. Así que como mosquitos que caen en las redes de una gran araña, llegamos a él. No me gusta nada promocionar este tipo de actividades que atentan contra la libertad del ser humano, no me parece ético como la masificación de actividades propuestas con los pobres elefantes de las que ya hablamos anteriormente. Pero también he de decir que la única manera que tienen de sobrevivir estas mujeres es a partir del dinero que les dejan los turistas. Puedes conversar con ellas sin problemas si encuentras alguna que hable inglés pero es muy difícil, yo solo lo conseguí con una de las jóvenes y si no siempre se puede tirar del idioma más antiguo de todos, las señas. También puedes hacerte fotos. Pero por favor esto es como visitar los campos de concentración, hay que hacerlo desde el respeto, desde el más absoluto respeto. No hay mejor manera de aprender historia, costumbres que viviéndolas en primera persona pero ¡con respecto!. No tratéis ir de listos, estamos hablando de personas que intentan enseñar su cultura, su forma de vida mientras que logran así subsistir. Comprarles algo o mejor, comprarles mucho. Es todo artesanal, precioso y muy barato. Por respeto uno no debería ni regatear de lo barato que está para nosotros al cambio.

La razón de los aros en el cuello es tan sencilla como responder porqué las mujeres se maquillan, se depilan o pasan por los rayos UVA: la belleza. El dicho de “para presumir hay que sufrir” llevado al extremo en su cultura. Es una sensación muy fuerte tenerlas al lado, poder  coger un collar  y notar en tus manos lo que pesa, una barbaridad. Ver que es verdad, sin truco, sin trampa, que por detrás no se abre, ¡flipas!  Pero es que no solo son los aros en el cuello si no también justo debajo de las rodillas y unas pulseras muy apretadas en las muñecas, lo que hace que no crezcan casi al obstruir los grandes huesos de su cuerpo. ¡Que pequeñitas son! Y que amables de verdad, muy guapas por cierto.

Aprender de lo que ellas y hasta donde ellas quieran enseñar, ayudándolas en su economía. Desde luego a mí me ha impresionado mucho estar con ellas, hemos estado un buen rato, más de lo que yo esperaba, normal, con las compras de Miros no querían que nos fuéramos les hemos comprado todo lo que tenían. Han conseguido desprender en mí, mismo sentimiento que los Masais cuando me pierdo por las tierras de Mara. Perderme con gente tan agradecida, vivir como antaño o más bien sobrevivir que es lo que han hecho las tribus siempre, me gustaría perderme una larga temporada, parar mi ritmo diario a veces tan estresante por la tranquilidad, ritmo pausado que desprende esta gente. Olvidarme de todas las obligaciones, de lo material y tan solo sobrevivir. Aunque también se que no podría sobrevivir sin los míos durante mucho tiempo, o sí, nunca digas nunca.

Para cerrar otro día más, nos fuimos hasta el Templo Blanco. Templo construido en el 97 totalmente bajo un arte modernista, fantasioso y muy abstracto por un arquitecto local. Una obra de escayola y miles de cristalitos que como de el sol deslumbra mas que el Taj Majal, vaya tela que cosa más rara. Pero aquí gusta, a mí menos. La verdad es que ver a Michael Jackson volando sobre un cohete escapando de un Buda o a Batman… en las pinturas de un templo pues… pero para gustos colores. Por lo menos hoy me han sacado de lo normal. ¡Bien!

14012101_1036416903132352_208743732_n

Volvemos al Guest House, otro de 5e al cambio, aquí dormir es muy barato y os aseguro que las habitaciones están muy bien, creo que nunca había dormido en una cama de caña de bamboo, todo un lujo en occidente.

Tenemos que aclarar bien el asunto del paso fronterizo a Laos, mañana cambiamos de país pero hemos calculado mal y no tenemos dinero suficiente para pagar la van que nos lleve hasta allí, así que le pido al chico del Guest House si me puede decir dónde hay un ATM, los cajeros de aquí y de China también por cierto, ya los utilicé allí así que estaba tranquila, eran seguros. Era tarde, muy tarde, muy amablemente me dijo que el me llevaba, le dije si podíamos ir dos de nosotras, osea tres como van en todas las motos aquí jeje pero no quiso arriesgar así que apuntados las claves secretas en moto que nos fuimos y volvimos sin ningún problema.

4 PAÍSES EN 30 DÍAS THAILANDIA V. CHIANG MAI

Tras 6 horas de autobús  llegamos a Chiang Mai, última ciudad tan poblada al norte del país antes de llegar a Birmania. En esta ya se puede apreciar el cambio de rasgos en su gente. Aquí el nivel de vida es más barato todavía que en el sur y centro del país de donde venimos por lo que tampoco hace falta regatear apenas, los precios que te dicen para todo son de risa.

En Chiang Mai el turista se queda para realizar muchas actividades en la naturaleza. Hay todo tipo de actividades a realizar con elefantes pero nosotras nos negamos, así que descartado, tienes también de aventura, trekkings… la naturaleza es algo más frondosa que como digo sur y centro pero tampoco es para tanto y a mí hacer porque el resto haga no me va. Para estas cosas donde esté Pirineos o Picos de Europa que se quite el resto, a veces no apreciamos lo que tenemos.

Nosotras hemos realizado parada en esta ciudad para caminar libremente por su centro antiguo fortificado en el que uno a medida que avanza va descubriendo templos y más templos budistas. En la ciudad hay más de 300. Con la peculiaridad de que en el Wat Phra Sing, el más bonito y visitado uno puede entablar una charla con uno de los monjes jóvenes. Estos, los monjes jóvenes cuando deciden ser monjes escogen este templo porque aquí se les da la oportunidad de hablar con el extranjero para mejorar su inglés a la hora del paso a la universidad. Sí, ellos ahora también van a la universidad. Con el que nosotras hablamos tenía 26 años e iba a estudiar Educación, nunca llegará a ejercer como maestro pero el conocimiento se lo lleva y la vida de estos monjes prácticamente está orientada al conocimiento y a las plegarias.

13933002_1034446159996093_242382876_n

Una de las cosas que nos contó que no sabía era que ellos pueden elegir el tiempo que desean ser monje, él lo tenía claro, toda la vida pero el de al lado no lo tenía muy claro. Había que lo eran solo por un día, por dos, tres, 2 años que toda la vida.

Otra de las cosas únicas que se puede hacer en este gran templo es hacerse con una bendición por uno de los monjes a partir de la limosna que uno crea conveniente, quien además te ata una pulserita blanca sin tocarte para que lleves esa bendición contigo. Hasta el momento no me había hecho con ningún souvenir porque como ya os dije no soy de comprar por comprar si no me transmite y esto me llegó, así que saque un buen billete lo introduje en la urna y le dije al monje que por favor yo necesitaba 15 para mi gente. Se quedó extrañado, nadie le pedía más que la suya hasta que llegué yo rompiendo la karma como siempre jeje. Las contó, ató, me las quería dar. De eso nada, a mí me las bendices tal cual la mía jeje y así lo hizo. Lo ves, ahora sí. Seguramente a la gente no les guste tanto como cualquier otra pulsera que hubiera adquirido en cualquier puesto pero por lo menos yo sé de su valor y espero que les protejan durante un tiempo. Y para que vean de lo que hablo, aquí os subo el vídeo del porqué una pulsera que yo guardaré a buen recaudo (subo vídeo malo porque el bueno no me deja).

Acto seguido las 17h hora en la que en este templo empiezan el rezo. Nos tiran hacia atrás, ¿pero cuántos van a venir? Poco a poco fueron llegando más y más, todos ellos bastante jóvenes, a lo sumo unos 70 más o menos. Estuvieron realizando sus cánticos budistas una hora entera. Tiempo suficiente para centrarse y descentrarse en lo que uno está haciendo y así se notaba a veces jeje Aunque a la gran mayoría no les inmutó ni el perro que se coló vete tú a saber por dónde e hizo las delicias de los turistas sobretodo amantes de éste animal.

13936656_1033898823384160_1721060423_n

13942657_1033898783384164_1857006584_n

13956760_1033898266717549_716705211_n

13957046_1033898736717502_659511226_n

 

Al acabar pillé a unos pocos de ellos entrar a comprarse la cena al 7Eleven, el minimarket más famoso del país. Se supone que ellos no deben hacer uso de dinero que viven a partir de la caridad de la gente que les da comida a parte de la limosna que entiendo yo la usan para el mantenimiento de los templos, ropa… pero muchas veces no les llega y tienen que comprar y esta vez les pillé de pleno.

13933006_1033894966717879_1663226963_n

Luego, aprovechando que era domingo y aquí en Chiang Mai se hace el Sunday Walking Street Market, un mercado que solo realizan como su propio bien dice los domingos de 16 a 24h donde dicen que se encuentras las mejores gangas y curiosidades de todos los mercados, donde hasta compran los lugareños, pero casualidades hoy eran elecciones aquí en Tailandia y no se celebraba.

Pues es así es, la suerte del mochilero, a veces buena para unas cosas y otras mala como la que volvimos a tener a continuación para llegar al Guest House. El tuk-tuk nos paró en un hotel de supero lujo, ¿nos has visto cara de ricas? ¡que éste no es! Y en lugar de llevarnos al nuestro, decía que fuéramos andando que él no podía girar, que solo estaba a 5 minutos andando, ok. Yo voy andando pero a ti no te pago. Empezamos a andar, a los 5’ preguntamos, ok vamos bien, seguimos. Pasados otros 5’ volvemos a preguntar, vale ahora es cuando quedan 5 supuestos minutos, proseguimos. Volvemos a preguntar y nos dicen que ya lo hemos pasado pero no están seguros, la verdad es que se trata de una zona donde no se ve mucho más que la carretera, está bastante oscuro y no hay gente. Paramos un tuk-tuk que al leer la dirección no tiene ni idea y le toca llamar por teléfono. Por estas cosas y otras es bueno que siempre llevéis con vosotros los papeles de los alojamientos. Por fin, llegamos. Ahora un poco de wiffi y a descansar, mañana bien temprano volvemos a movernos.

4 PAÍSES EN 30 DÍAS THAILANDIA IV. AYUTTAYA

Ponemos rumbo hacia Ayuttaya, la que fue antigua capital del reino tailandes y ha día de hoy es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hoy ya es una grande ciudad como casi todas en estos lares pero en el centro el río bordea dando lugar a una isla tranquila llena de templos increíbles. Regateamos y nos hacemos con tuk-tuk para que esté con nosotras todo el día llevándonos de uno a otro, lo tenemos. Empezamos por los de las afueras que son los que primero cierran y luego seguimos con los del centro.

Aquí uno ya no ve templos como los que encuentra en Bangkok, los típicos budistas recargados de pintura dorada que al final cansan. En Ayuttaya el turista puede disfrutar de templos y sus ruinas construidos en su mayoría con ladrillo rojizo y Budas de “cemento” de mil clases diferentes, material que hace que al igual que en las antiguas catedrales o iglesias donde te encuentras con que muchos santos ya no tienen cabeza o le falta un brazo… a estos Budas les pasa igual. Recordándote que tienen una larga historia detrás.

13933580_1033766133397429_1646091079_n

13936572_1033763310064378_442755043_n

13940944_1033765396730836_2015080050_n

13942409_1033766083397434_634509034_n

13942506_1033766210064088_542068189_n

Sin duda si uno viene a Bangkok sería un crimen no pasar por Ayuttaya estando a solo 180km al menos estos templos hay que verlos. Por cierto, aquí a diferencia de Bangkok puedes vestir como quieras para entrar en ellos.

Acabada la jornada turística tocaba arreglar el día siguiente, necesitábamos billetes de bus o tren que nos llevasen a nuestro siguiente destino porque eran ya el doble de horas, unas 7h por lo que el transporte privado olvidado, nadie quería, normal. Para ir en tren te tenías que desplazar a otra localidad así que descartado. Tratamos de hacerle entender al de recepción que necesitábamos reservar los billetes para mañana temprano pero ni… de inglés, no me quería arriesgar a madrugar, desplazarme con todo a la estación y que luego no hubieran plazas. Así que mientras que yo iba en busca de los billetes supuestamente a una oficina que había a unos 500m ellas iban a lavar la ropa a una lavandería que estaba en la calle contigua.

Pregunté más o menos por la zona pero la oficina tal como me señaló el conductor de un tuk-tuk estaba cerrada, había cerrado hacía 30’. Me dijo que en la propia estación de buses también podía pero que estaba bastante lejos así que me llevó muy amablemente. Y tan lejos, a tomar por… jeje pero mereció la pena, pude hacerme con ellos y según el monitor cuando elegí los asientos no quedaban muchos. En estas cosas no hay que confiarse porque luego se trastoca todo el plan de viaje.

Mi sorpresa fue cuando después de todo lo que tarde porque me metí a comprar también al supermercado las señoritas no habían llegado. Casi me duermo esperándolas, bastante preocupada al fin aparecieron… Se habían perdido, sus caras lo decían todo.

“¿Pero cómo os habéis perdido si estabais aquí al lado? ¡No os puedo dejar solas!”

En fin jeje todas en casa de nuevo, ya entre risas me cuentan lo de la supuesta lavandería. El chico de recepción les aseguro que iba a estar abierta. Normal, la lavandería resultó ser 3 lavadoras en mitad de la calle a las que tenías que insertar monedas para que funcionaran. 24h señores jeje y encima no tenemos foto porque las señoritas se van de excursión sin el móvil, ¡para matarlas!

4 PAÍSES EN 30 DÍAS THAILANDIA III. KANCHANABURI

Partimos a Kanchanaburi, ciudad a 2h y algo hacia al nord-oeste de Bangkok. La ciudad en si no tiene nada de especial pero el papel protagonista que tuvo esta zona en la II Guerra Mundial hace que sus alrededores hablen por si solos.

En las inmediaciones puedes empezar visitando el Museo Judio relacionado con la II Guerra Mundial donde puedes hacerte una idea de lo sucedido en la zona a través de diferente material histórico, entre ellos la auténtica locomotora con la que Japón transportaba a lo largo de la línea de ferrocarril sus armas para la lucha. A continuación, lo suyo es que vayas caminando hasta el puente Kwai que cruza el río del mismo nombre. Este puente es famoso mundialmente porque en su construcción murieron más de 1500 obreros. Una vez construido era derribado por las bombas americanas y aliados una y otra vez, entre el impacto de las bombas y los que caían al río…Cruzarlo es toda una experiencia, es bien largo. Caminar por sus gruesas vigas de de hierro alzadas a más de 50m del río a la vez que uno recuerda su historia, llega.


13936967_1033028963471146_740922230_n

Por él pasa el Tren de la Muerte, el que debería ser vuestra siguiente visita. Llamada así por lo explicado anteriormente y por su recorrido que a veces pasa por acantilados en los que la gente como yo con vértigo… solo hace un recorrido de ida y otro de vuelta al día así que informaros bien porque se realizan ambos en la mañana. El tren exteriormente se mantiene igual, al igual que las vías por las que transcurre. Los vagones algunos todavía siguen siendo de originales de madera, si puedes siéntate en uno de ellos y a la izquierda, tiene las mejores vistas.

Comemos en un bar a la orilla del río Kwai y por fin ¡algo de verde parecido a una ensalada! Mi estómago lo necesitaba. No soy de mezclas y aquí todo es así, por lo que en países como éste me queda el arroz y los noodles (parecido a los espaguetis), si veis que la digestión se os hace difícil… picante que de eso aquí sobra por todos los lados.

13941135_1033028776804498_386160777_n

Un descenso por el río en balsa de caña de bamboo, visita a las cascadas del parque Nacional de Erawan y a descansar pero para eso había que llegar al Guest House. Tenéis también la opción de montar en elefante pero nosotras no lo hicimos, no me parece éticamente correcto. He visto a elefantes de cerca en Masai Mara… y no son nada dóciles os lo aseguro, el conductor del 4×4 es el primero que sale corriendo nada más ve que nos miran y se mueven un poco, pueden llegar a ser muy rápidos y sobretodo mortales. Pero los de Tailandia no, por lo menos lo de las zonas por donde casi todos los viajeros se mueven. No sé lo que habrán pasado estos  elefantes pero estoy segura que los han maltratado cosa mala para acabar siendo tan dóciles. Antes de volar ya leí que no promoviera este tipo de actividades del maltrato a éste animal. Si os hace ilusión estar con ellos, en lugar de pagar por montarte en él y hacer 5’ de paripé, infórmate de otras en las que los ves como los lavan, les das de comer… un cambio de actividades que están solicitando muchas asociaciones protectoras de los animales, aunque tengo yo mis dudas de que ahí les traten como toca. Se responsable por muy bonita que pueda llegar a ser la foto.

13933362_1033028933471149_1606806184_n (1)

A mi parecer, por lo que estoy viendo, creo que Tailandia, sí ha sido un destino solicitado por el turismo desde hace mucho pero por un turismo programado y organizado de agencia pero no mochilero. Es desde hace poco cuando éste se está empezando a dar porque muchos Guest House están a medio hacer y los taxistas para encontrarlos… Tras el tour nos dejan en una gasolinera cercana a la ciudad de  Kanchanaburi, esperamos a que pase un taxi un ratillo, le enseñamos la dirección pero no tiene ni idea. Era una mujer de nuevo, simpática nos dice que da igual que nos subamos. Llama al teléfono que pone en el papel pero no da señal, lo pone en el gps pero no le sale. Al ver un puesto de policía para y pregunta, nada. A unos taxista, nada igual… le introduzco yo la dirección y parece que sale ya algo. Lo seguimos tal cual y llegamos a un camino sin salida, pues va a ser que aquí no es. Estoy tranquila, son cosas que suelen pasar. Preguntamos a otro señor y este nos dice que esperemos que va a llamar. Le digo que ya ha llamado la taxista pero él lo intenta y ¡se lo cogen! Resulta que los primeros dos 66 que ponía en el papel aquí son 00 si no, no te da tono. Hablan con el hombre del Guest House “no os preocupéis, en 10’ pasan aquí por vosotras” perfecto, solucionado. Pero finalmente llegamos jeje

13942411_1033028836804492_506168560_n

Está un poco apartado, enfrente de un grandísimo y bonito templo Budhista por lo cual no tenemos agencia ninguna para tratar el día siguiente. No pasa nada siempre se puede hablar con el dueño, aquí son todos tienen contactos de todo. “Mañana queremos ir a Ayuttaya”. Yo tengo apuntado el trayecto público. No existe tren y el bus no es directo, me lo confirma el hombre del Guest House. Tienes que hacer transbordo y a lo sumo son 5-6h dependiendo del tiempo que se pierda en el cambio de bus y eso que son solo 200 y poco kilómetros de nuevo pero aquí todo es mucho más lento. ¿Qué hacemos? Jeje la eterna pregunta del mochilero, regateamos con varios y al final, ¡bingo!. Aquí te rebajan enseguida no sé por qué y somos 4 por lo que por euros escasos, mañana a las 7a.m. tendremos esperando nuestro taxi particular. Ahora la otra batalla, toca buscar lugar para cenar jeje. Salimos a la carretera, a un lado todo oscuro, al otro al fondo un par de luces, sencillo. Varios barecitos callejeros por llamarlos de algún modo, lugares donde te pueden dar de comer. Preguntamos, en dos de los 3 no hacen comida elaborada, solo venden papas, galletas… en el otro sí, fácil elección de nuevo jeje. No entienden el inglés así que todo por señas. “¿comer?” llevándote la mano a la boca, ok. Miramos qué es lo que están cenando los únicos tres clientes, era arroz con… no sé. Le indicamos a la señora que queremos arroz y luego le señalamos un par de tomates, zanahoria, cebolla y huevo que tenía a la vista, osea, arroz con verduras y huevo, nos entiende, perfecto.

Mientras que estamos esperando uno de los clientes que tiene que ser marido de o muy amigo, se viene arriba y enciende lo que viene siendo una especie de Karaoke que hay justo tras nosotras. Somos clientes de honor, parece que hace tiempo que no pasa ningún turista por aquí. Se pone a cantar, quiere que vayamos con él jeje, al principio mediante risas nos negamos pero poco después la Jose y yo ya la estamos liando. Buscamos qué canciones tiene y ala, que conozcamos… Ricky Martí, allá vamos, una y otra, hasta la señora cocinera se puso a cantar con nosotras, que bien se mueve la jodida, que risas por Dios, desde luego un momento único para recordar. Donde pensábamos que no iba a haber nada, nos comimos el arroz más rico y barato, y además pasamos el momento más auténtico hasta ahora, genial. Que garrulo pero que bien lo pasamos.

Nos despedimos, encendemos linternas del móvil y a casa a descansar. Mañana toca de nuevo madrugar, siguiente destino Ayuttaya.

4 PAÍSES EN 30 DÍAS THAILANDIA II. BANGKOK. MERCADO FLOTANTE Y CHINATOWN

Pasan a recogernos a la calle principal. Después de valorar el día anterior si ir al Mercado Flotante en transporte público y movernos por nuestra cuenta o contratar un Tour en una de las muchas pequeñas agencias locales que uno se va encontrando a medida que pasea por las calles, decidimos contratar. La diferencia venía a ser unos 3e al cambio, osea nada, y sin embargo los quebraderos de cabeza, negociaciones con los tuk-tuks te los ahorras. Montamos en la furgoneta donde ya venían otros 4 turistas, 1h30’ de viaje y llegamos. La verdad es que por ahora las carreteras están bastante bien.

Llego el primer problema y mira que traté de dejarlo todo bien claro en la agencia. ¿Esto entra? Sí, respondía la chica. Pues va a ser que una vez allí la excursión se dividía en una lancha rápida y una barca lenta. La primero te llevaba a lo largo de los canales del poblado donde veías sus casitas, a ellos haciendo sus quehaceres diarios… y la lenta que era la que te llevaba a través de los canales donde te trataban de vender todo tipo de suovenirs. A punto de subir nos notifican que la rápida sí entraba pero la lenta no, así que 150 bahts más que al cambio son unos 4e porque por más que traté de hacerle entender que nos debería entrar todo o se hacía muy bien la tonta o le daba exactamente igual. Son cosas típicas que pasan pero tampoco hay que alterarse más de lo debido porque al final dejas de disfrutar. Así que no pasa nada, te los pago pero esta tarde ya me encargaré yo de recuperarlos en la agencia cuando lleguemos de vuelta.

El mercado flotante ya está bastante orientado al turismo, cosa que yo particularmente odio pero no puedes venir a Bangkok y no pasar por él. Aun así, es muy curioso moverse por los canales, les llaman la pequeña Venecia tailandesa. Y como yo siempre digo, uno no compra si no quiere por mucho que le pongan delante y es que yo no soy de comprar por comprar, no me gusta adquirir nada si no me transmite y sé que no voy a sacarle partido. Suelo comprar más para la gente querida que dejo en España que para mí misma siempre.

13902227_1031542166953159_946727739_o

Ahí iba yo, en la parte delantera de la barca, no compro pero por lo menos admiro bien el movimiento de embarcaciones, porque vaya tela, golpes con unas, los remeros a gritos…ni se te ocurra sacar el brazo de la barquita que te desaparece en un tris-tras. Me entraba la risa a veces pero lo que más me gustó fueron varias cosas. Una, que la gran mayoría de remeros, eran mujeres. La verdad es que ya me había fijado que la mujer aquí está totalmente integrada en el mundo laboral porque la mayoría de policías son también mujeres y ya os digo, en este mercado al menos, hablamos de ellas y no de ellos que eran muy poquitos. También me quedaba tonta con los puestos flotantes de comida y sus ancianas, esas sí que eran mujeres mayores bien arrugaditas, increíble, admirable.

Por la tarde, lo primero ir a la agencia a resolver el día siguiente en el que en nuestra hoja de ruta había que partir hacia Kanchanaburi, una ciudad a 2h y poco al nord-oeste de Bangkok. Se ofrecían tours donde aglutinaban en un día las atracciones principales a ver allí. Y de nuevo como el día anterior tras valorar coste de transporte público… decidimos negociar por un buen precio a partir del arte del regateo que te da ya tanto viaje a Asia. Consigo que nos descuente por un lado los 150 Bahts de la barca no incluida a la mañana y aparte otro buen pellizco ya que nosotras tampoco íbamos a hacer uso del regreso, solo ida + tour y nos quedábamos allí. Al final casi como ir en transporte público derrochando mucho tiempo y energía y además nos llevamos las excursiones a realizar jeje 2en1. Arreglado el día de mañana y yo más tranquila, nos vamos a China Town en barco público por el río.

En Tailandia puedes hacer uso del Sky Line, taxi, tuk-tuk, bus o metro y además del barco-metro que te cuesta 14bahts (unos 30cents de euro) que te deja ver otra perspectiva de la ciudad por la que todo turista debería de pasar si viaja a esta ciudad.

5ªparada, es la nuestra. Estamos en China Tonw. Llegamos poco antes del anochecer, momento ideal para esta visita en la que sus grandes carteles luminiscentes son los protagonistas en este barrio junto con los cientos de puestos callejeros de comida donde los montones de trozos de cartílagos de tiburón esperando a ser cocinados fue lo que más me impactó. Tiendas típicas de comida, herboristerías, de ropa, masajes…