DATONG

Tras nuestro último tren litera nocturno (penúltimo tren) en China, llegamos a Datong y por primera vez aunque suene raro, notamos el viento, hasta hoy no nos había hecho nada de viento en ninguno de los lugares pero hoy hace un vendaval…
Al caer el día, nos fuimos a buscar un lugar de los típicos chinos para cenar, es decir, “restaurante” chino baratito jiji de los que cenas por menos de 2e y para ello nos dirigimos hacia la vieja ciudad, como siempre y ya sabéis situada dentro de la muralla de la misma que le daba cobijo. Caminamos tranquilamente y empezamos a ver huesos por la tierra del parque. “Yo juraría que son de S. Humano por el tamaño” dije. Vimos bastantes, varios fémur, coxis… No nos podíamos quedar con la incertidumbre, así que preguntamos a nuestra guía que a continuación os presento. Resulta que sí que sí que eran de S.H. La cosa es que antes la ciudad solo se encontraba dentro de la muralla por lo que nadie vivía fuera, así que todo el terreno cercano de muralla hacia fuera era utilizado como cementerio y ahora que estaban acondicionando toda esa parte exterior, estaban saliendo todos jeje, vaya tela y ahí que los dejan. Vas paseando sorteando huesos de humanos como si nada.
Esta ciudad se encuentra rodeada por los mayores yacimientos crboníferos del país y está más cerca de la capital de Mongolia (Hohhot) que de Pekin. Debido a estas dos premisas y por haber sido también paso de la ruta de la Seda, Datong se encuentra entre dos ramas de la Gran Muralla China ya que fue un emplazamiento clave contra la lucha de los bárbaros que querían entrar desde Mongolia. Pero nosotros no elegimos Datong para ver la ciudad si no como punto de partida para ir a los dos grandes monumentos que queríamos ver, las Grutas de Yungang y el Templo Xuangong.
Cada uno de ellos a las afueras de Datong y en lados opuestos pero se pueden realizar las dos visitas en un mismo día. Mucha gente escribe que alquilan un taxi desde las 8 hasta las 18h, esta es una manera, es más, en muchos hoteles si preguntas llaman ellos a algún taxista de confianza. La otra opción es ir a través de algunas de las famosas agencias chinas (Cits) con un grupo de chinos en un bus porque esta vez lo del transporte público quedaba descartado si no era imposible hacer las visitas en un mismo día y más cuando aquí a las 18h empiezan a cerrar todo.
Eran dos visitas muy esperadas y quería ver sobretodo las Grutas con calma así que en un principio descarté la opción bus lleno de chinos siguiendo a un guía que marcase el paso pero luego, si lo estudias resulta que aunque vayas en taxi privado, todos tienen establecido que solo esperan 2h30′ en las Grutas y entre 1h – 1h30′ e el Templo, exactamente lo mismo que tiene establecido el tour de las agencias chinas y estas además para esta excursión, te aseguran que el/la guía hable inglés, así que teniendo en cuenta que íbamos a tener el mismo tiempo en ambos sitios y el ir en bus con chinos nos iba a salir bastante más barato, cerramos con tour con una agencia, además, el hombre nos había dicho que al ser lunes (los lunes es el día que menos chinos hay en cualquier sitio) íbamos a ser solo 11 contándonos a nosotros, así que perfecto. Para nuestra sorpresa ningún niño osea, no chillidos, ni lloros… durante el trayecto, ni ningún joven, todos mayores de los 65 años osea, el ritmo de la vista fue hasta lento por lo que pudimos verlo todo a nuestro gusto y con guía inglesa, Una chica joven muy simpática y agradable por cierto.
Las Grutas de Yungang es algo impresionante, tan solo se encuentran a 16km de la ciudad. Se trata de 53 cuevas excavadas en la roca de la montaña allá por el 460. Son cuevas de culto budistas, es decir, todas están decoradas con figuras y estampas relacionadas con esta religión. Aunque más de 1500 esculturas fueron robadas aún quedan nada más y nada menos que 51.000 figuras para en ellas. Figuras que van desde Budas de centímetros hasta budas de 17 metros esculpidos en la propia roca dentro de las cuevas, vamos algo verdaderamente impresionante que no sé por qué pero a mi me recordó a las Pirámides y a Petra. En muchas de ellas todavía se puede apreciar el color de las mismas. Escuchar la historia de muchas de ellas o ponerse debajo del Buda de 17 metros y notarse una hormiguita, merece bien el haber venido hasta aquí. La entrada de madera a muchas de ellas trabajada y pintada minuciosamente te avecina que dentro solo puede haber algo majestuoso.
De las cuevas nos fuimos al Templo con el grupo de jubilados donde los pobres ni subieron al mismo y eso que sí que pagaron la entrada pero bueno ellos por pasar de los 65 tenían un buen descuento jeje y por lo menos lo vieron bien de cerca. No se atrevieron con las inclinadas escaleras ni con la altura del mismo y es que este Templo es conocido por su peculiar situación. El templo se encuentra a 65km y tiene más de 1400 años y es conocido por el nombre del Templo o Monasterio Colgante porque fue construido en la cara de una montaña, al ras de la misma, es decir, colgando totalmente a más de 100 metros de altitud. Antiguamente solo lo sujetaban unos largos palos que se elevaban desde el suelo pero hoy en día dado el elevado tránsito de visitantes, le han añadido unas vigas que salen de la pared de la montaña y sujetan el suelo del Templo.
En si no es muy grande pero es totalmente diferente a cualquier otro templo. Su situación hace que ascender y pasear por sus dos alturas sea todo una aventura y un descubrimiento, eso sí para las personas con mucho vértigo al pasar por pasillos, escaleras… colgando, avisarles que les va a costar un poco, muchos se quedaban bloqueados en alguno de sus pasos. Hay que tener cuidado con la cabeza y con no asomarse mucho, debido a su antigüedad la altura de sus pisos y de la barandilla no es mucha y uno se puede dar más de una vez en la cabeza o caerse fácil.
Verlo desde lejos te impresiona, verlo desde abajo aún más y pasear por él lo supera. Su entrada es algo cara pero mereció la pena, la volvería a pagar.

 

Que día, otros dos rincones totalmente diferentes a lo que hasta ahora habíamos visto y mira que hemos tenido diversidad, por ello quería venir y por ello tenía tantas ganas de que llegara hoy pero estas dos rincones han vuelto a superar mis expectativas, que rincones más impresionantes hay en el mundo, solo puedo dar las gracias por estar disfrutando de todo esto, esperar seguir haciéndolo y que algún día vosotros también las podáis conocer de primera mano. Por cierto, desde las Grutas, pudimos ver uno de los pasos de la Gran Muralla China que pasa cerca de Datong. Se podía ver perfectamente, se notaba que su estado no era tan bueno como el que conocemos en imágenes de la misma por ello este trozo no se puede visitar. Habíamos visto ya la Gran Muralla! Y en su estado auténtico, aunque claro siendo tan larga, estados tendrá como diferentes lugares abarque porque no es lo mismo resistir al frío que al calor… pero ya la habíamos visto y muy bien!

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>