Archivo mensual: enero 2016

LAS 3 FUENTES DE LAS QUE DEBE BEBER UN ATLETA

Un atleta debe ser perseverante, los que nos dedicamos a ello, sabemos que los deportes individuales requieren de largas sesiones de entrenamiento que se pueden hacer muy muy duras hablando ya en términos psíquicos más que físicos. Muchas privaciones son las que conlleva; buena alimentación, no ser muy trasnochador, no ver tanto como quisieras a tus amigos, sentirte cansado cada dos por tres en el trabajo/en clase…, etc. Sin olvidarnos de que hasta el camino del mejor atleta está lleno de altibajos. Nadie se libra de pasar malas rachas por lesiones u otras situaciones externas que restan más que suman.  La perseverancia hace que el deportista nunca de nada por concluido hasta que cruza la línea de meta por muy cansado que esté, el mal clima…

“LA MENTE PRECEDE A LA ACCIÓN”

Vanderlei da Lima, en los JJOO de Atenas 2004 iba 1º en la maratón con una ventaja sobre el 2º de 30”, pero fue interceptado por un fanático que salió del público expectante para empujarlo y sacarle de la carrera, reteniéndolo unos 15” y haciéndole perder el ritmo. Vanderlei en vez de rendirse, se reincorporó y siguió hacia delante, no logro la medalla de oro pero sí la de bronce, que de igual manera lo hizo muy feliz. En ese momento, mostró una gran fortaleza mental para recuperarse de una adversidad tan atípica como la ocurrida. Superó la frustración, el malestar, la impotencia, el dolor físico, el parar y volver a arrancar, recuperar el ritmo, la desconcentración que el suceso conlleva, el miedo por esa agresión inesperada.

                       Vanderlei; mira aquí el vídeo y recuerda aquel momento!

Preparación físicabuena técnica y una increíble fortaleza mental son las 3 fuentes de las que debe beber un atleta, sino, difícilmente estaremos hablando de un atleta exitoso.

La habilidad mental le puede permitir a un deportista con menores aptitudes y capacidades físicas que sus oponentes, lograr el triunfo.

“EL CUERPO HACE LO QUE DICE LA MENTE”

Un deportista debe tener una buena autoestima consolidada, sino cada derrota será vivida y sentida como algo muy doloroso, muchos serán los sentimientos negativos que experimentará en esos momentos.  El deportista debe tener la capacidad de separar su vida personal (pareja, amigos, trabajo, estudios…) de la deportiva, algo realmente difícil, lo se, pero debe intentarlo. Muchas veces los deportistas ante una derrota pensamos que no valemos  nada en ningún aspecto. Sentimos mucha presión por querer hacerlo bien, por no defraudar a los que nos rodean. Un deportista con una adecuada autoestima sabrá equilibrar las vivencias, no agrandará las victorias ni tampoco las derrotas. Porque en el mundo del deporte la competición no para y una vez acabas una competición ya estás metida en otra, y tienes que tener claro que es imposible salir siempre victorioso.

“CADA ATLETA VALE POR LO QUE CREE QUE ES, NO POR LO QUE LOGRA”

La confianza que tenga el atleta es fundamental para el desarrollo deportivo del mismo. Además de conseguir mantenerla en un estado elevado y que pueda recuperarla tras cada caída. No hay nada más seguro para incrementar la confianza que los triunfos. Por eso el deportista debe trazarse pequeñas metas para tener pequeños triunfos cada día. El entrenador aquí juega un papel fundamental ya que el deportista es en la persona que más confía. Pero no nos debemos olvidar nunca del resto de figuras que rodean al atleta; familia, amigos, manager, fisio… y muy importante el clube al que representa. El clube en conjunto debe hacer sentir a todos sus miembros válidos y valiosos, generar un clima propicio para el desarrollo de buenas amistades para que poco a poco sus miembros sientan sus colores. Para mi, personalmente, éste punto es muy importante, el atleta/corredor que no los sienta, si algún día debe defenderlos, no lo hará al 100%.12625797_906620802778630_559890014_n